Tirar, reutilizar o recomponer: claves para mantener el orden

Sin dudas, una de las tendencias más marcadas en los últimos años es la relacionada al minimalismo, una propuesta de estilo de vida que se basa en tener menos posesiones materiales, vivir más ordenadamente y tomar mayor conciencia de que tenemos y para qué.

Después de años de explosión de consumo en los cuales la meta era tener más, ahora el foco es tener cosas que funcionen bien, estén cuidadas y preservadas y eviten el desecho innecesario que tanto daño hace al planeta. Una de las impulsoras de esta tendencia es la japonesa Marie Kondo, quien con el método que lleva su nombre impuso una moda global en la cual evitar el desperdicio, el caos y el desorden van de la mano con tener una vida mucho más equilibrada, relajada y libre de estrés.

Lo que propone Marie Kondo es evaluar cada una de nuestras pertenencias y ver si nos traen felicidad, si tienen un fin práctico, si las estamos aprovechando al máximo o sólo las estamos acumulando por no saber soltarlas y hacerlas circular entre otras personas que también las necesiten.

Aunque su método pueda parecer un poco extremo entre muchos de nosotros, parte de su filosofía se puede tomar y hacer parte de nuestra vida y nuestra rutina no sólo para evitar el desorden, sino para evitar gastar dinero innecesario en adquirir cosas nuevas sólo porque hay una oferta atractiva, una nueva característica que nos parece de repente vital o porque no sabemos realmente qué tenemos en casa.

Una buena opción es analizar el funcionamiento de las cosas que tenemos, por ejemplo, de los electrodomésticos. Esta es una de las áreas más costosas de la vida de las personas ya que, con la enorme oferta de productos y la evolución tecnológica constante que traen los nuevos modelos, muchas veces nos sentimos forzados a reemplazar un objeto en vez de recomponerlo. Por ejemplo, los televisores han cambiado mucho en muy poco tiempo y cada vez ofrecen más ventajas de comodidad para los usuarios pero, ¿son cosas que realmente necesitamos y a las que les vamos a dar un uso que sea coherente con el gasto? Buscar un servicio técnico tv para que revise el estado de nuestros televisores y monitores de computadora puede ser una gran forma de darle una nueva vida a un objeto que vemos, poco a poco, con fecha de vencimiento cada vez más cercana.

Los profesionales podrán evaluar opciones de mejora y preservación para que podamos evitar una compra que no necesitamos. Claro que en por ejemplo, nuestro guardarropas las decisiones personales, pero en lo que respecta a electrodomésticos cuyo funcionamiento nos excede necesitamos contar con un profesional, como es el caso de https://servicedigital.com.ar/ , una empresa dedicada a reparar y diagnosticar este estilo de artefactos.

Podemos devolverle la vida a algún televisor que hayamos guardado y que creemos que no tiene solución y evitar llenar la casa de más objetos. Saber reutilizar y reparar son, aunque cueste trabajo creerlo, algunas de las maneras más eficientes de ahorrar no sólo en dinero, sino en espacio y comodidad. ¿Qué esperas para revisar qué no va más y a qué darle una nueva chance?