Tendencias online: compras virtuales

En épocas de crisis y recesión son pocas las actividades industriales que sobreviven a los problemas y el retroceso de las actividades del negocio. Afortunadamente existe un rubro en el que las compras no solo no caen sino que también aumentan. Se trata del comercio electrónico, una tendencia que lejos de ser un complemento de los comercios se convierte en la norma. Sin temor a exagerar, se puede decir que el negocio o empresa que no tiene presencia en internet, no existe. Vale pensar en lo que solemos hacer cuando alguien nos recomienda un local, una marca o un producto: buscarlo en motores de búsquedas o redes sociales.

La gran mayoría de las personas acudimos a la red de redes para averiguar más sobre un producto o servicio que nos interesa, sus características, dónde se consigue, precios y opiniones son algunos de los ítems que intentamos averiguar. Este medio es sin duda la primera gran puerta de entrada para el conocimiento de servicios o materiales que un consumidor individual o industrial busca.

De acuerdo a números de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en 2018 la facturación en nuestro país de este rubro llegó a los 97.892 millones de pesos, lo que representa el 66% de la facturación del mismo período del 2017.

Las estadísticas aseguran que 9 de cada 10 personas adquirieron un producto en internet por lo menos una vez en su vida. Productos de bazar por mayor y menor como en la web de Soifer Hnos, mercadería de almacén, viajes y hasta casas, son algunas de las miles de ofertas que aparecen diariamente en internet.

La madurez de este mercado se pone de manifiesto en características como la calidad de los sitios que presentan las ofertas, tanto en detalles de productos como en la diversidad de opciones de pagos; la mejora en los tiempos y formas de entrega de las diferentes propuestas; la atención y el servicio al cliente a través de call centers o chatbots automáticos; etc. Además muchas compras comienzan y terminan en forma virtual. Esto implica que la tendencia es que todo el camino hasta el momento de la decisión final se realice en el mundo virtual. Desde la investigación sobre un determinado producto, a través de recomendaciones, análisis de los datos disponibles y comparación de precios; pasando por la compra en sí misma y la opción de pago en la misma red, se trata de instancias que tienen lugar en este ámbito.

Por parte del consumidor, se observa que algunos hombres y mujeres adquieren regularmente diversos servicios y bienes. Incluso la sofisticación de las compras demuestran la evolución de este sector. Por ejemplo, como se ve en este enlace, https://www.soiferh.com/mayorista-decoracion, las propuestas están dirigidas a usuarios finales y clientes corporativos que adquieren mercaderías para su venta. Las compras también se observan en el segmento B2B. Las ventajas son grandes en estos casos ya que permite disminuir costos y agilizar tiempos.

La rapidez, la variedad y la comodidad para observar, seleccionar y finalmente adquirir un producto son algunas de las razones presentes en el momento de la decisión de compra, que hacen del comercio electrónico un rubro que sigue prometiendo un crecimiento todavía mayor.