Invitados que “caen” de sorpresa: ¿estás listo para recibirlos?

Compartimos algunas experiencias, respecto de esas situaciones sociales de la vida cotidiana para las que hay que estar verdaderamente preparado, o aprender a tomarlo con más naturalidad sin ningún tipo de conflicto para con la situación y lo que representa. Nos referimos a las visitas en casa si aviso anticipado. Toda una alegría o una verdadera pesadilla.

Hay mucha gente que tiene la costumbre “bendita” de presentarse en casas de otros, sin previo aviso. Para muchos no representa inconveniente alguno, es más se sienten felices de la sorpresa, no les genera ningún tipo de fastidio recibirlos. Sin embargo, para otros muchos es una situación por demás desagradable y tediosa. Ahora bien, vamos a lo puntual, guste o no, los invitados ya están sentados en tu living y lo que queda a continuación es salir airoso de esta escena. Para ello necesitamos tener en cuenta algunos buenos consejos y unos truquillos para tener todo bajo control en esta situación inesperada. De esta forma y aun así y muy a pesar de todo, logres ser un verdadero gran anfitrión.

Conversamos con la gente de Don Carmelo, una empresa dedicada a la elaboración de productos congelados, quienes compartieron con nosotros algunos tips e ideas para que las visitas no nos sorprendan desprevenidos.

Para salir victorioso de este desafío que de pronto nos invade, hay que tener algunos puntos básicos en claro que tienen que ver con el orden, la limpieza y el lograr ser serviciales. Recordar estos consejos, y tener a manos estas soluciones, si las visitas te sorprenden cuando menos lo esperabas, será de gran ayuda para que aunque no estés bien preparado aunque sea lo parezca. Hay que moverse con mucha prisa y precisión acorde a la situación lo apremia.

Primero, conseguir que la casa luzca radiante en tan solo un instante. Aliviar la carga visual, acomodando un poco y guardando las cosas sueltas que andan dando vueltas. Dar una repasada y barrida a los espacios muy por encima, claro está que no será posible hacer una limpieza, pero al menos importante airear, ventilar y pasar un trapo a groso modo, esto es prioritario, para causar una buena impresión. Los aromas, otro importante punto a controlar con rapidez. Perfumar con algunas de las variadas opciones que existen en aromatizantes para espacios como el baño y la sala de estar que seguramente serán los lugares a utilizar por las visitas. Un buen aroma al entrar a un ambiente reforzará la idea de limpieza y causará una muy buena sensación a las visitas.

Una vez la casa, por lo menos, a la vista presentable con velocidad hay que acercarse a la heladera y abrir la alacena para ver que tenemos para ofrecer de comer y tomar a las visitas.

Como medida preventiva es ideal siempre tener algunas bebidas de más de reserva, algunas cosas semi-escondidas en la heladera y en alacena para los casos de “emergencias inesperadas”. Una buena alternativa, por ejemplo, les mostramos estas soluciones que pueden ver en el siguiente enlace http://www.doncarmelo.com.ar/medialunas-congeladas/, opciones que ofrecen una gran ventaja, hace un tiempo se están poniendo muy de moda. Se venden en comercios especialmente dedicados a este rubro de los congelados y te puedo asegurar lograrán salvarte de muchos aprietos.

Estos son tan solo algunas primeras pocas medidas para evitarnos la vergüenza y evitar el malestar de tener que poner alguna mentirosa excusa.

En principio relajarnos y tratar de avanzar en estos pocos pasos cuando las visitas nos sorprendan. Cuando ya no hay opción y en media hora estarán los “invitados” en casa urge poner en acción el plan y en pocos minutos con estos consejos será posible estar listos para recibirlos.