Gastronomía innovadora y al mismo tiempo conservadora

Vamos por unas pizzas, un buen asado o un combinado de sushi bien surtido. Optamos mejor por comida típica china, japonesa, judía o peruana. Una opción vegetariana o comida rápida. ¿Qué eligen los argentinos, cuáles son las preferencias a la hora de salir a comer afuera? Existen opciones para todos los gustos: los comensales así lo demandan… y los expertos satisfacen.

Si bien el encuentro gastronómico hoy día resulta más un momento de esparcimiento social, aún así a los argentinos nos sigue gustando deleitarnos con el buen comer y no pagar demás por un plato y un servicio que no lo vale. Nuestros amigos del Restaurante Lalín, con quienes tuvimos el placer de dialogar sobre este tema, nos cuentan y confirman que hoy la gastronomía en gran parte es cierto que se volcó a un espacio social que la gente usa un poco como excusa de reunión. Asimismo resaltan que el público consumidor es cada vez más exigente.

Hay toda clase de ofertas y alternativas muy variadas. Propuestas para los que aún conservan un estilo más clásico y nuevas tendencias más innovadoras para los no tan tradicionales. Hoy en día, salir a comer afuera se ha transformado para muchos en una experiencia más compleja que combina varios factores más, que no sólo tienen que ver con el plato sobre la mesa.

Los últimos años en función de estas nuevas tendencias y exigencias las propuestas gastronómicas cada vez son más y variadas. Enorme cantidad de locales se inspiran en modelos europeos y países de Oriente. Ofertas innovadoras para jóvenes “frescos” y para los no tan jóvenes que se ven tentados con probar nuevas experiencias gastronómicas.

Para aquellos más clásicos y gracias a ellos, aún siguen en vigencia con sus puertas abiertas restaurantes más tradicionales como, por ejemplo, el de nuestros amigos al que visitamos para conversar sobre este tema. Si lo desean pueden conocer su propuesta en el siguiente enlace https://restaurante-lalin.com.ar/donde-comer-pulpo-en-buenos-aires/, un histórico especialista en comida española que supo trascender en los años con sus platos clásicos para paladares más conservadores y buena calidad en el servicio.

Si bien dicen que el paladar se va adaptando y perfeccionando con los años y las distintas experiencias, hay quienes prefieren no probar, ni incursionar con sabores nuevos. Hoy hay mucho nuevo innovador y exótico a lo que gran cantidad de gente se le anima y no le hace asco. Pero es una carta que para muchos otros no es para nada tentadora, a la que muchos prefieren ni mirar.

Lo que propone la cocina moderna no es para todos y muchos la critican. Pero por supuesto para los que todavía buscan una clásica pizza, una buena rueda de asado criollo, algo de pastas en salsa, o sea platos más tradicionales hay locales que supieron mantenerse con el correr de los años sostenidos por sus clientes que aun los prefieren y vuelven a elegir.

Para los clientes, cualquiera sea la opción elegida. Clásica, tradicional o más atrevida, innovadora, sin duda salir a comer es una verdadera experiencia en la que se conjugan sensaciones de placer y calidad, componentes en común e infaltables para cualquiera de los gustos.