Cómo manejar la alergia a la humedad

Los cuadros que afectan la salud son trastornos que puede malograr los mejores días de cualquier persona, pero es más difícil cuando los padecimientos son cíclicos, que van y vienen como es el caso de, por ejemplo, las alergias.

Quienes las padecen tienen una mezcla de resignación al identificar los primeros síntomas con un cansancio ante un malestar que se repite con frecuencia en sus vidas. Los cuadros alérgicos son más comunes de lo que se puede creer, ya que el 20 por ciento de la población mundial padece de algún tipo de alergia y se estima que es un problema que crecerá con el paso de los años.

Alergia a la humedad

El cuadro que se identifica como una alergia a la humedad, en realidad, es una reacción al aspirar esporas de moho u hongos que se reproducen en ambientes muy húmedos y con problemas de ventilación. No es necesario que la persona entre en contacto directo con el hongo porque sus esporas se dispersan en el aire y al aspirarlas es que se produce la aflicción.

Los principales síntomas que se presentan ante la exposición de un alérgico a hongos de la humedad son la congestión y secreción nasal; rinitis; picazón y enrojecimiento de ojos, nariz y garganta; cuadros asmáticos con tos, dificultad para respirar y silbidos en la respiración. Además, ante prolongadas exposiciones a moho u hongos los ataques de asma aumentan su gravedad por la acumulación de esporas en los pulmones.

Disminuir las alergias a la humedad

Las alergias pueden mejorarse a través de tratamientos específicos realizados por especialistas en la materia, en base a estudios puntuales y con la administración de la debida medicación. Ante casos de exposiciones recurrentes a los agentes dañinos a la salud lo fundamental será procurar alejarse de dichos ambientes.

En ocasiones esto no es tan factible, pero si por caso en la vivienda hay problemas de humedad, la opción más conveniente es asegurar una correcta higiene del lugar, eliminando con cloro o lavandina las colonias de hongos y mohos. También es fundamental que puedan instalarse revestimientos, como los fabricados por Leplak, a fin de mejorar los ambientes.

Otra cuestión importante a considerar es la humedad ambiente de diferentes zonas que dificultan el progreso de los pacientes con alergias y que por lo tanto no son recomendables para su asentamiento.

Para prevenir los cuadros alérgicos por hongos o mohos provenientes de la humedad será esencial que se mantengan limpios y saneados los conductos de ventilación, utilizar aparados deshumificadores o productos con la misma finalidad. Tal y como lo indica el siguiente enlace: https://www.leplak.com/revestimientos-antihumedad/ los paneles antihumedad representan una buena alternativa de solución a este problema.

De cualquier manera, el consejo más acertado para combatir las alergias a la humedad es realizar una consulta con el médico especialista que podrá guiarlo en las diferentes acciones y tratamientos a seguir para superar los peores síntomas y malestares.