Cómo hacer una mudanza de forma práctica

Cuando tenemos que mudarnos, las personas que nos rodean generalmente nos dicen que mudarse es una de las situaciones más estresantes que las personas tenemos que enfrentar en la vida. Pero ¿esto es verdad? Sí, realmente una mudanza genera mucho estrés pero quizás lo más importante sea intentar que nuestra mudanza sea lo más práctica posible para bajar la ansiedad relacionada con esta situación.

¿Qué vamos a llevar?

Por lo general, queremos llevar todo, pero una mudanza es la oportunidad perfecta para desprenderse de lo que no necesitamos. Con relación a lo que está en buenas condiciones, podemos preparar paquetes de libros, ropa y hasta muebles para donar. Sin embargo, si no queremos deshacernos de muebles que ya no queremos usar pero representan algo importante para nosotros o porque queremos venderlos en el futuro, podemos recurrir a un guardamuebles en Buenos Aires. Estas empresas se dedican a brindar espacios especiales para almacenar diferentes objetos, archivos, y muchas otras cosas que ni siquiera imaginamos. Hay una variedad muy amplia de estas empresas en el mercado, y se puede elegir según el servicio que brindan (espacios disponibles, seguridad, acceso, etc.).

Asimismo, si te da mucho estrés pensar en los días previos en los que tenés que embalar o en el momento que la empresa mudadora se va de tu nuevo hogar y tenés que ponerte a desembalar, tené en cuenta que hay compañías especialistas en brindarte ese servicio. Muchos las llaman “llave en mano”. Los motivos de las mudanzas pueden ser felices o muy delicados, por eso, estos empresas se dedican a dar todas las soluciones necesarias para que las mudanzas no sean tan estresantes.

Cómo embalar

Si contratás una mudadora tradicional, te vas a sorprender cuando ya no te traigan los famosos canastos de mimbre. Por una cuestión de practicidad y de higiene hoy se usan las cajas de cartón. No hay que tener miedo de que se abran. Eso pasa solo cuando no están bien armadas o bien cerradas, ya que están diseñadas para las mudanzas. Además, no hay que olvidarse de etiquetar cada una para que no sea tan difícil luego desembalar y acomodar cada cosa.

Transporte

Siempre hay familiares y amigos que nos ofrecen sus autos para la mudanza en caso de que no tengamos uno. Esto es realmente muy útil para mudar cosas pequeñas o de valor de ser necesario, pero realmente es importante contar con fletes o camiones para mudar los muebles, heladeras y otros objetos pesados. Hoy en día hay una gran variedad de empresas que ofrecen servicios que van desde los mini fletes a súper camiones. Es importante recordar, según lo mencionado anteriormente, que no es necesario deshacerse de muebles o objetos que tiene un valor especial, hay espacios y depósitos modernos (ver más información sobre ellos) que pueden guardar nuestras cosas por el tiempo que necesitemos.

Con estos pequeños consejos, estamos seguros de que la próxima mudanza va a ser mucho más feliz y sin tanto estrés.