Comedores escolares: ¿cómo saber si nuestros hijos están comiendo una dieta equilibrada en el colegio?

Algunas décadas atrás, eran realmente pocos los colegios que contaban con un servicio de almuerzo para sus alumnos, y en los casos en los que sí existía esta posibilidad, la alimentación era considerablemente pobre, por no decir deficiente en términos de nutrición. Hoy en día, por suerte, las cosas han cambiado mucho en este sentido.

Algunas escuelas optan por la contratación de empresas de servicios de viandas para sus almuerzos. Algo de eso puede verse en el sitio Mastercook. Esencialmente hablamos aquí de viandas nutritivas, equilibradas, a menudo diseñadas por expertos en nutrición, que son entregadas diariamente a los colegios para que sean servidas a la hora del almuerzo.

Los estándares de calidad son elevados cuando hablamos de este tipo de servicios, los cuales también han mejorado muchísimo con respecto a décadas anteriores. Por otra parte, si el servicio es continuado, es decir, si se lo contrata para cubrir las necesidades de alimentación semanal de los alumnos, entonces se suele menú mucho más integral, que tenga en cuenta todas las necesidades alimentarias de los chicos, algo que sin dudas coloca a esta opción como un motivo más que válido para dar cuenta de la calidad de una institución educativa.

En definitiva, saber quién es el encargado de diseñar y preparar el almuerzo de los chicos es claramente el principal factor para saber si nuestros hijos están comiendo una dieta equilibrada en el colegio. En este contexto, será fundamental averiguar si detrás del menú hay un equipo de nutricionistas trabajando. En el enlace: http://www.mastercook.com.ar/comedores hay muy buena información sobre los servicios de viandas para comedores, tanto escolares como empresariales.

La alimentación el colegio, sobre todo en épocas donde las jornadas son cada vez más largas, es esencial para asegurar la salud de los más chicos. En cualquier caso, el menú presentado en un comedor escolar no solo debe alimentar correctamente a los alumnos, sino también promover ciertos hábitos en materia de alimentación que permitan lograr una vida mucho más sana.

Desde la perspectiva de los padres, la alimentación equilibrada es parte de la agenda diaria en la gran mayoría de los hogares porteños. En este sentido, muchos colegios han entendido esta preocupación, y en consecuencia han logrado brindarles a sus alumnos un almuerzo a la altura del desafío que supone volver a interpretar el tema de la comida como método para incorporar hábitos mucho más saludables.

Tal como vemos, hay muchos aspectos alrededor de este tema que podrían pesar en la decisión de elegir tal o cual institución educativa. La calidad de la comida, en última instancia, es un factor decisivo para muchos padres. Por eso le aconsejamos que se informe en detalle respecto de los proveedores de viandas que trabajan con su escuela de confianza, y en especial cuál es el menú semanal, cuáles son sus variaciones, para así poder establecer claramente si su hijo está recibiendo la alimentación que necesita de acuerdo a su edad.