Comedores escolares: ¿cómo saber si nuestros hijos están comiendo una dieta equilibrada en el colegio?

Algunas décadas atrás, eran realmente pocos los colegios que contaban con un servicio de almuerzo para sus alumnos, y en los casos en los que sí existía esta posibilidad, la alimentación era considerablemente pobre, por no decir deficiente en términos de nutrición. Hoy en día, por suerte, las cosas han cambiado mucho en este sentido.

Algunas escuelas optan por la contratación de empresas de servicios de viandas para sus almuerzos. Algo de eso puede verse en el sitio Mastercook. Esencialmente hablamos aquí de viandas nutritivas, equilibradas, a menudo diseñadas por expertos en nutrición, que son entregadas diariamente a los colegios para que sean servidas a la hora del almuerzo.

Los estándares de calidad son elevados cuando hablamos de este tipo de servicios, los cuales también han mejorado muchísimo con respecto a décadas anteriores. Por otra parte, si el servicio es continuado, es decir, si se lo contrata para cubrir las necesidades de alimentación semanal de los alumnos, entonces se suele menú mucho más integral, que tenga en cuenta todas las necesidades alimentarias de los chicos, algo que sin dudas coloca a esta opción como un motivo más que válido para dar cuenta de la calidad de una institución educativa.

En definitiva, saber quién es el encargado de diseñar y preparar el almuerzo de los chicos es claramente el principal factor para saber si nuestros hijos están comiendo una dieta equilibrada en el colegio. En este contexto, será fundamental averiguar si detrás del menú hay un equipo de nutricionistas trabajando. En el enlace: http://www.mastercook.com.ar/comedores hay muy buena información sobre los servicios de viandas para comedores, tanto escolares como empresariales.

La alimentación el colegio, sobre todo en épocas donde las jornadas son cada vez más largas, es esencial para asegurar la salud de los más chicos. En cualquier caso, el menú presentado en un comedor escolar no solo debe alimentar correctamente a los alumnos, sino también promover ciertos hábitos en materia de alimentación que permitan lograr una vida mucho más sana.

Desde la perspectiva de los padres, la alimentación equilibrada es parte de la agenda diaria en la gran mayoría de los hogares porteños. En este sentido, muchos colegios han entendido esta preocupación, y en consecuencia han logrado brindarles a sus alumnos un almuerzo a la altura del desafío que supone volver a interpretar el tema de la comida como método para incorporar hábitos mucho más saludables.

Tal como vemos, hay muchos aspectos alrededor de este tema que podrían pesar en la decisión de elegir tal o cual institución educativa. La calidad de la comida, en última instancia, es un factor decisivo para muchos padres. Por eso le aconsejamos que se informe en detalle respecto de los proveedores de viandas que trabajan con su escuela de confianza, y en especial cuál es el menú semanal, cuáles son sus variaciones, para así poder establecer claramente si su hijo está recibiendo la alimentación que necesita de acuerdo a su edad.

5 secretos del sushi, el japonés que triunfa en el mundo

De la mano de los conocimientos de un restaurante argentino especializado en sushi (http://www.unaghisushibar.com/) les propongo en esta nota repasar algunas de las curiosidades y secretos en torno a “este japonés” que triunfa en el mundo.  Un plato que sin dudas es una muestra de la meticulosidad de la cultura japonesa, y que nació hace siglos como un método de conservación natural del pescado.

  1. Su nombre y el protagonismo del arroz: Comencemos por su denominación. “Sushi” es la conjunción de dos palabras japonesas: “su” es vinagre y “shi-meshi” es arroz. En tanto, podemos traducir el término del siguiente modo: arroz avinagrado. Cualquier persona que alguna vez haya preparado alguna pieza o que haya sido testigo de su elaboración, sabe que uno de los ingredientes fundamentales del sushi es el arroz, que es sometido a un tipo especial de vinagre. Dicho esto, se comprende que la palabra “sushi” no hace referencia a todos los ingredientes de una pieza, sino solamente al arroz, el gran protagonista. No obstante, hay que tener en cuenta otra curiosidad: el arroz no siempre fue la estrella, pues hace muchos siglos este alimento sólo era utilizado como un método de conservación. Según cuentan los especialistas en sushi, hacia el siglo IV se envolvía el pescado en arroz cocido, se añadía vino de arroz, y se conservaba así durante un período que podía extenderse por meses. Luego, al momento de comer el pescado, el arroz era descartado.
  2. El sushi fue la comida rápida del siglo XIX: Si en la actualidad son las hamburguesas el mayor sinónimo del fast food, hace un par de siglos en Japón fue el sushi el que comenzó a ser ofrecido como una propuesta para comer rápido y en la calle. Suena lógico, considerando las características de esta delicia japonesa.
  3. Partir la pieza por la mitad está mal visto: Según nos cuentan desde Unaghi (podés ver más sobre este restaurante en el enlace), es usual que muchos comensales muerdan la pieza de sushi, comiendo primero una mitad y luego la otra. Esto, nos explican, no está bien visto entre los puristas del sushi que proponen comer cada pieza de un solo bocado. Por otra parte, a pesar de que muchos consideran la manipulación de las piezas debe realizarse con los tradicionales palitos, la tradición marca que el sushi debe tomarse con los dedos. Según esta costumbre, los palillos deben ser empleados para el sashimi, puesto que su manipulación implica entrar en contacto directo con el pescado.
  4. Los colores y los sabores determinan el orden de la ingesta: Llega el sushi a la mesa y, ante la emoción o el desconocimiento, nos dejamos guiar por los impulsos. Pero los expertos en esta cultura gastronómica dicen que es conveniente seguir un orden determinado por los sabores y también por los colores. ¿Cómo es esto? Se recomienda comenzar por los sabores más ligeros de pescado, para terminar con los más potentes. En este orden, la recomendación apunta a iniciar por los tonos más claros de pescado, seguir por los rosados y terminar por los rojos.
  5. El salón, el atún, la palta y el arroz: Los expertos de Unaghi Sushibar cuentan que muchos de los ingredientes que hoy asociamos al sushi no son los tradicionales. Por ejemplo, ¿sabías que el salmón no es el pescado preferido para el sushi que se prepara en Japón? Allí, lo tradicional es el atún. Por lo demás, hay que tener en cuenta que los rolls con palta y abundancia de arroz son adaptaciones que se popularizaron en Occidente, comenzando por las versiones del sushi que surgieron en Estados Unidos.