¿Cada cuanto tiempo visitás a tu dentista?

Todos sabemos que ir al dentista para algunos es muy estresante porque sus instrumentos y/o herramientas de trabajo, así como el temor a la anestesia y a las agujas, entre otras cosas, pueden ser bastante intimidantes para muchos pacientes. La realidad es que el miedo a que los odontólogos nos hagan daño o nos produzcan dolor, hace que cada vez visitemos a nuestro doctor bucal. 

 

Por todo lo dicho en el párrafo anterior, no es de extrañar que esperemos hasta tener un gran dolor de muelas o una infección, para recién allí pensar en hacer la visita para una revisión. Pero debemos ser realistas: esa conducta no es buena ni prudente, lo ideal es visitar al odontólogo al menos una vez al año, y en caso de padecer alguna patología, cada seis meses. Es importante asistir al dentista para que el profesional pueda controlar si todo está en orden en tu boca, y si lo está, sólo te hará una limpieza de dientes y podrás irte a casa sin nada de dolor y con tu dentadura reluciente.

 

A continuación te dejamos una breve información para ponerte al tanto sobre lo que chequeará tu dentista cuando le hagas una visita de rutina: 

 

  • Revisará si tienes placas o sarro en tus dientes, ya que estas pueden traer próximas infecciones, y además, por lo general, es un indicador de un mal cepillado o de poca frecuencia en la higiene bucal.
  • Inspeccionará tus encías para corroborar que no hay inflamación en ellas.
  • Comprobará que tus dientes están ubicados de manera correcta y que no estén descalcificados o con movimiento que pueda ocasionar la pérdida de la pieza dental.
  • Analizará el estado en el que se encuentra la lengua, ya que esta puede dar algunas indicaciones sobre el estado de salud del paciente.
  • En el caso de ser necesario, te realizará una radiografía con la finalidad de asegurarse de que todo se encuentra en perfecto estado, o bien, si hay algo que no le parece correcto o sano, para empezar el tratamiento correspondiente.
  • Como dijimos anteriormente, si todo se encuentra en perfecto estado, simplemente te realizará la limpieza y blanqueamiento de dientes.

Dicho esto, nos parece conveniente mencionar que otra de las razones por las que la población suele recurrir al dentista, es porque siente inconformidad con la apariencia de sus dientes. De hecho, en los últimos años son cada vez más las personas que hacen uso de ortodoncia, o también conocidos como brackets. 

Este tipo de tratamiento, no solo proporciona beneficios a niveles estéticos sino también en la salud bucal. Es muy importante que siempre consultes con tu odontólogo de confianza acerca de cuál es la mejor opción para vos, esto, porque gracias a la repercusión que está teniendo la ortodoncia existen varios tipos de tratamientos, con diferentes materiales; además, se han ampliado significativamente los métodos de pagos para que más personas puedan recuperar y tener la sonrisa que siempre han soñado. Los precios de los brackets ahora no serán una excusa.

 

¡No te olvides de visitar tu odontólogo de manera regular!