Algunas curiosidades de la publicidad en Internet

Tal como explican desde la agencia de marketing digital Imactions, la publicidad en Internet, con Google AdWords a la cabeza, es un efectivo método para conseguir una mayor afluencia de tráfico en un sitio web. De acuerdo a los expertos de la mencionada empresa, los anuncios digitales son soluciones transaccionales eficientes, especialmente si son ejecutadas por especialistas en la materia y cuando se combinan con campañas de posicionamiento orgánico. Ahora bien, en este repaso no me propongo contar cuáles son las ventajas de hacer anuncios en Internet, sino abordar algunas de las curiosidades de la publicidad digital. Comencemos con este recorrido.

¿Sabías que los hoy célebres anuncios de Google nacieron de la mano de una langosta? El prólogo de esta primera curiosidad es llamativo, aunque no hay mentiras aquí. Paso a contarte la historia. Cuando en el año 2000 la gigantesca compañía estadounidense lanzó al mundo su herramienta AdWords, hizo lo que acostumbra hacer con sus novedades: ponerla a disposición de un número selecto de usuarios. En este caso, publicó un anunció que invitaba diciendo “¿Quieres ver tu anuncio aquí?”. Los responsables del proyecto tocaron la tecla Enter y esperaron para ver quién era el primero en anunciar. En poco tiempo llegó el primer anuncio en la historia de Google AdWords: ¡un vendedor de langostas!

Más allá de los orígenes de Google AdWords, sabemos que la publicidad digital (más características sobre la misma pueden consultarse aquí https://imactions.com/publicidad-digital-internet) trasciende aquella esfera. En rigor, un simple banner en Internet ya es, sin dudas, parte del mundo de la publicidad digital. Otro hecho curioso en este terreno es la campaña que la empresa británica de moda Burberry lanzó en 2014, titulada “Burberry Kisses”. ¿Cuál fue la propuesta? Enviar besos. Para hacerlo, los interesados debían besar la pantalla de su teléfono, agregar un mensaje y enviarlo. Esta campaña digital se convirtió en una de las más exitosas en este ámbito.

Otro interesante paso de los anuncios digitales fue emprendido hace poco, en el año 2016, cuando River Island, una marca también de moda y también británica, fue el primero en sumarse a una herramienta de Google que permite llegar al móvil de eventuales clientes.  ¿En qué consiste la “magia”? El sistema lleva a los compradores a una página en la cual se detalla la disponibilidad del artículo que les interesa, en las tiendas más cercanas.

Por último, hablaremos de una curiosidad que no muchos conocen de YouTube, una plataforma que sabemos está dedicada a los videos pero que también es una viña fértil para los anuncios digitales. ¿Sabías que este portal de videos nació como un canal de citas? Pues sí. Antes de que sea comprado por Google, YouTube aparecía en 2005 como un espacio en el cual, mediante videos, se podía buscar una pareja. Resulta suficiente ver el primer video que se publicó en la historia de YouTube, titulado “Me at de Zoo”, en el cual uno de los fundadores de este portal se presentaba para intentar atraer.

Lo cierto es que los anuncios digitales hoy son una herramienta con mucha presencia en el mundo de los negocios, acaso imprescindibles para aquellos emprendimientos que quieran llegar a la gran audiencia. Tal como dicen los expertos, si antes los consumidores estaban en los diarios, en la televisión, la radio y las revistas, hoy hay que salir a “cazarlos” en la Web.