Fábricas de pastas: Una inversión clásica que puede muy efectiva

Debido a las oleadas migratorias, Argentina tiene una conexión especial con la tradición italiana de comer pastas. Muchas personas siguen juntándose los domingos para comer tallarines, vermicellis o ravioles como lo hacían sus abuelos y bisabuelos, uniendo familias en una cita fija semanas. Y es el amor por este tipo de alimentos perdure a través de los años es indicio de que sigue habiendo un público ávido de consumir pastas los en cualquier día de la semana.

Quienes buscan ideas para invertir suelen buscar negocios que den una buena rentabilidad y no pierdan capacidad de venta en el mediano y largo plazo. Y si bien hay quienes prefieren perseguir tendencias, como negocios de reparación de celulares o venta de fundas para estos mismos, están las personas que entienden que algunas oportunidades también existen en rubros que ya tienen muchos años, como una fábricas de pastas.

Imagen relacionada

Estos establecimientos venden pasta fabricada de manera manual o utilizando maquinaria que ayude al proceso, pero sin alterar el sabor artesanal. La textura y el gusto de las pastas caseras son superiores a los de las fabricadas en fábricas, por lo cual un proceso mixto hace que las personas se inclinen por El sabor y la textura de las pastas caseras son uno de los mejores sabores del mundo, y es por eso que las personas eligen más a menudo comprar en una fábrica de pastas caseras antes de las opciones con producción totalmente industrial que suelen encontrarse en los supermercados. Teniendo en cuenta eso, las máquinas para fábrica de pastas son probablemente la inversión más importante que hay que hacer en este tipo de negocio, pero van a garantizar que el producto final sea de la mejor calidad.

Pero como en todo emprendimiento, para abrir una fábrica de pastas es necesario tener en cuenta ciertos aspectos y requisitos.

Ubicación:

Este es uno de los puntos más importantes de cualquier negocio o emprendimiento. Antes de hacer la compra de una extrusora de pastas es importante encontrar un local que se encuentre ubicado en un punto transitado, pero que no tenga una competencia directa que sea muy fuerte. Una buena opción en en algún barrio residencial, cerca de puntos comerciales como almacenes o rotiserías.

Habilitación:

Otro de los puntos a tener en cuenta es la habilitación municipal y de bromatología. Al estar comercializando alimentos, es de suma importancia obtener los permisos que certifiquen que el negocio cuenta con una serie de normas de higiene y seguridad. Con esto no sólo se le da tranquilidad a los potenciales clientes, también se evitan posibles episodios de clausuras que pueden disminuir la imágen entre los consumidores de la zona.

Ingredientes:

La materia prima hace la diferencia, por eso es necesario encontrar proveedores que ofrezcan los ingredientes básicos a buen precio pero sin perder calidad. Hay algunos productos que no deben faltar: harina, huevos, jamón, queso muzzarella, pollo y verduras.

Personal:

En este caso, no sólo estás buscando a alguien que atienda el mostrador, también necesitás personas que puedan trabajar en la cocina y tengan experiencia trabajando con las máquinas especializadas.

A partir de ahí, podés empezar a encontrar la manera de diferenciarte con tus productos, atención e incluso la manera en la que está decorado el local comercial. Todos estos aspectos son los que hace que van a permitir que tu fábrica de pastas sea diferente y tu inversión comience a recuperarse de a poco.

Dónde conseguir buenos precios en pisos flotantes

No es raro que a veces nos dejemos llevar por la ansiedad típica del comprador, y que finalmente terminemos cediendo ante la opción más tentadora, no necesariamente la más adecuada para lo que estábamos buscando en primer lugar. En este sentido, la web puede venir a nuestro rescate en muchos aspectos. Por ejemplo, si pensamos comprar pisos flotantes se recomienda chequear antes algunos sitios web para tener una idea más o menos aproximada de los valores que se manejan, como puede verse en este enlace: https://www.crisoland.com.ar/.

Esto ni significa que vayamos a comprar en el primer sitio que nos arrojen los resultados de Google. De hecho, lo que haremos será tomar esos primeros resultados como un marco de referencia para realizar una búsqueda más minuciosa, y si se quiere, mucho más artesanal.

Resultado de imagen para pisos flotantes

Recordemos que no todas las empresas que se dedican a la fabricación de pisos artesanales tienen presencia en la web, al menos no una presencia clara y sostenida en los primeros resultados, de manera tal que si nos guiamos únicamente por esta herramienta probablemente nos estemos perdiendo algunas opciones interesantes al respecto.

La idea, en principio, es visitar este tipo de establecimientos pero con una idea previa de los valores que se manejan, de manera tal que podamos ir evaluando diferentes posibilidades antes de tomar una decisión. Históricamente, los pisos flotantes en zona sur son una de las opciones más atractivas desde la calidad y lo económico. En este contexto, allí seguramente encontraremos varios locales disponibles, e incluso fabricantes que también comercializan sus productos al minorista.

Otro dato que deberíamos tener en cuenta cuando vamos a comprar pisos flotantes tiene que ver con las tendencias. En efecto, un estilo de pisos flotantes, como el estilo nórdico, por ejemplo, puede ir variando su precio de acuerdo a las tendencias del momento. Si algún color o tono se inscriben entre las tendencias de la temporada, es probable que su precio sea ligeramente más alto.

Con esto no quiero decir que debamos remar en contra de las tendencias. Cada uno tiene su estilo, y es justo atender a esta cuestión. Simplemente intento marcar la diferencia de costos que supone comprar determinados estilos de pisos flotantes cuando se encuentran en la cresta de la ola en términos de tendencias.

Por lo demás, los fabricantes de este tipo de productos suelen tener muy buena predisposición para tratar con el público, de modo tal que podrán atender sus inquietudes antes de realizar una compra. No todos estos negocios se encargan de la colocación, con lo cual sea cauteloso al momento de hacer números. A veces es conveniente comprar un poco más caro pero que sea el comercio quien se encargue de la colocación, que obtener un excelente precio pero sin esta posibilidad a mano.

Para finalizar hay que decir algo respecto de nuestro comportamiento como consumidores, y cómo este ha ido cambiando con el uso masivo de la web. Hemos olvidado lo que significa entrar a un negocio y preguntar, tarea que solo realizamos a través del teclado. Pero en este caso, en materia de pisos, nada sustituye el asesoramiento de un vendedor calificado, y eso es algo que no debemos desatender si es que realmente buscamos aquello que mejor se adecua a nuestros gustos y posibilidades.