Recomendaciones para comprar muebles online y ahorrar dinero

Estamos lejos de la época en la cual solo los más temerarios se atrevían a comprar por internet, seguramente por prejuicios infundados. Pero lo cierto es que ya no hay ningún tipo de resistencia al respecto; de hecho, el público que compra determinados productos, como muebles, a menudo solo los compra a través de la web. De hecho, la venta de muebles online en Argentina es uno de los principales ejemplos de esta tendencia que ha llegado para quedarse definitivamente.

Ahora bien, la idea aquí no solo es comprar tus próximos muebles en internet, sino además obtener el mejor precio que sea posible. Esto puede lograrse fácilmente si seguimos ciertos parámetros de acción durante la búsqueda; desde luego, dejando de lado las grandes tiendas virtuales, donde el nivel de ahorro que puede conseguirse es realmente mínimo, si es que existe en absoluto.

Como en todos los sectores, la mejor forma de ahorrar en una compra por internet es yendo al lugar donde el producto que nos interesa es fabricado. Supongamos, por ejemplo, que nuestra búsqueda tiene que ver con sillas de comedor modernas. Habitualmente uno accede a su tienda virtual de cabecera, ingresa los términos correspondientes, y decide a partir de lo que nos muestra su catálogo. Error. El universo de opciones es mucho más grande que ese.

Lo ideal es recurrir al fabricante, en este caso, de muebles modernos. En otras épocas esto era complicado, ya que no eran tantas las empresas que proveían este tipo de servicios. No obstante, en la actualidad son varias las fábricas de muebles en Argentina que comercializan sus propios productos, a menudo a partir de diseños exclusivos, con lo cual estaríamos evitando el costo añadido de un intermediario y, al mismo tiempo, comprando un producto de diseño.

Somos, en última instancia, animales de hábitos. Aquellos que compran habitualmente en internet casi siempre lo hacen en las mismas tiendas. Esto deja de lado todo un universo de alternativas sin explorar; entre ellas, la posibilidad de comprarle al fabricante. En el caso de los muebles, esto se observa con mucha frecuencia en los hábitos de compra de la gente.

De manera tal que siempre es aconsejable recurrir a la fuente. No solo es probable que podamos obtener un precio final mucho más bajo en términos brutos, sino que además encontremos muchas más opciones en términos de diseño; ya que las grandes tiendas online a menudo comercializan los productos que tienen más salida en el mercado, no necesariamente los más atractivos para quienes se encuentran en la búsqueda de muebles de diseño.

Naturalmente, todo tiene un costo, y si bien es mucho lo que podemos ahorrar comprando directamente en fábrica, también hay que considerar el tema del traslado. Sin embargo, no son pocas las empresas que se dedican a la fabricación de muebles que han agregado distintos servicios de entrega a domicilio, e incluso de envío al interior del país.

Esta es una buena forma de ahorrar dinero en la compra de sus muebles. Además de eso, su nivel de ahorro personal también se traducirá en un fuerte incentivo para la industria local. En los tiempos que corren, esa ecuación es inmejorable para que los diseñadores y fabricantes locales puedan mantenerse activos en un mercado cada vez más difícil.

Las franquicias rentables: Mito o realidad

Para los emprendedores que quieren invertir en Argentina, el modelo de negocio llamado franquicia puede ser muy tentador si consideramos que comenzar a gestionar un negocio de la mano de una marca famosa (más o menos famosa pero ya posicionada en el mercado) no es lo mismo que comenzar un negocio desde su base.

Las franquicias son licencias o concesiones que otorga el o los dueños de una marca a otra persona o empresa para explotarla bajo ciertas condiciones (en general, el pago de un derecho y de regalías mensuales). Podríamos suponer que si invertimos en una franquicia de una marca reconocida, seguramente vamos a ganar dinero. Pero , en realidad esto no es siempre así.

Realidad y mito

Las franquicias, como sucede con cualquier otro modelo comercial, se prestan para que se creen realidades y mitos a su alrededor. Los siguientes conceptos tratan de aclarar algunos mitos y resaltar las realidades que conllevan. Para que existan franquicias rentables en la Argentina, es necesario tener estas diferencias bien claras.

  • Es un sistema libre: Es un contrato que se firma entre dos partes que al hacerlo creen que van a obtener un beneficio (tanto el franquiciador como el inversionista).
  • Es una responsabilidad de dos personas o empresas, no de una sola: Tanto el inversionista como el dueño de la marca franquiciada son responsables en su totalidad del éxito del negocio y el desarrollo de la franquicia.
  • No hay fórmulas mágicas: Como mencionamos anteriormente, el hecho de franquiciar una marca reconocida no significa que se va a tener éxito. Se necesita aprender el know how, usar todas las estrategias de marketing, trabajar duro, tener paciencia.
  • Es un trabajo en equipo entre emprendedor y empresario: Las franquicias existen gracias a la posibilidad que tienen los emprendedores de tener un negocio propio a través de las franquicias. Mientras que los empresarios pueden expandir su negocio y su rendimiento gracias a las franquicias.
  • No es un negocio exclusivo para grandes inversionistas: Naturalmente para poner una franquicia es necesario contar con cierta cantidad de dinero básica, pero hay franquicias para todos los presupuestos.
  • No hay que ser experto en el área de la marca que se quiere franquiciar. Lo más importante es capacitarse, ya que esto es parte del proceso comercial y del contrato: recibir el know how.

No hay dudas que las franquicias pueden ser negocios rentables en la Argentina sin importar el entorno económico, ya que lo más importante es tener en cuenta las realidades y dejar de lado los mitos para saber elegir la marca y comenzar a andar ese camino comercial.