Materiales eléctricos: dónde y en quién confiar

Si hay algo que caracteriza al argentino promedio es la idea de que somos capaces de emprender cualquier arreglo o remodelación sin tener en cuenta el riesgo que eso supone para nuestro bolsillo. Todos quisiéramos ahorrar algo de dinero, es cierto, sobre todo debido al costo de mano de obra, pero nunca deberíamos hacerlo en la calidad de los materiales eléctricos que compremos para nuestra obra. Y a continuación te explico por qué.

Estos productos, como tantos otros, tienen distintas marcas, opciones y precios. Por ejemplo, en el sitio: Electrofer (https://www.electrofer.com.ar/) podemos ver la gran variedad de marcas de materiales eléctricos que existen actualmente para un mismo producto. ¿Cuál es el ideal? Depende de muchos factores, pero el precio no siempre es el más aconsejable.

Lo que hoy sale más barato probablemente deba ser renovado en un plazo menor de tiempo, de manera tal que lo que ahorremos en costos de materiales durante la refacción u obra tendrá que ser invertido, y con intereses, cuando haya que reemplazarlo. Con esto no quiero decir que lo más caro necesariamente es lo mejor. Hay excelentes productos que no están entre los más costosos y que funcionan perfectamente bien. Los más baratos, a su vez, suelen ser los de menor durabilidad.

Todo proyecto tiene características propias, y sobre todo presupuestos que deben respetarse. En otros aspectos podemos ahorrar, por ejemplo, realizando algunas cosas nosotros mismos, pero en términos de materiales eléctricos es poco y nada lo que podemos hacer. Recurrir a productos de calidad, insisto, no necesariamente los más caros, pero tampoco los más baratos, realmente puede hacer la diferencia.

Mi principal recomendación consiste en asesorarse, y no solo con el arquitecto o maestro mayor de obra encargado de llevar adelante tu proyecto, sino también con las comercios que se dedican a la venta de materiales eléctricos. Generalmente dan muy buen asesoramiento personalizado si la compra es considerable. Tampoco voy a pedirte que entres en terrenos pantanosos, como la compra de un cable subterráneo, donde siempre debería influir la opinión de un profesional, sino más bien en las líneas de productos y marcas que se elijan para abaratar costos.

Los precios son importantes, sí, pero también las novedades, es decir, los nuevos productos que van saliendo al mercado y que en muchas ocasiones pueden dar las mismas soluciones, con la misma durabilidad, pero a un costo menor. Las marcas líderes son seductoras, pero salvo que tu presupuesto pueda permitirse ese lujo siempre es recomendable recurrir a productos intermedios.

El primer paso será empezar a investigar en los diferentes catálogos online que existen, donde vas a poder encontrar mucha información sobre iluminación, LED, cables, sensores, entre una gran variedad de productos. Te aconsejo que lo hagas con tiempo, con paciencia, y buscando asesoramiento en un segundo paso del proceso. Las empresas que se dedican a la venta de materiales eléctricos pueden ayudarte a encontrar la línea de productos que mejor se ajusta a tu proyecto y a tu presupuesto.

De modo tal que: a evitar las soluciones mágicas, en especial a un excesivo sentido del ahorro en estos materiales realmente importantes para que no tengas que gastar de más en pocos años al reemplazar cables e instalaciones que, de haber actuado con inteligencia, tendrían mucho tiempo más de vida útil.

Plataformas electrónicas, grandes aliados para agilizar la búsqueda de propiedades

Desde la irrupción de internet en el mundo, no hay prácticamente ningún rubro o negocio que no haya sufrido una modificación radical en su funcionamiento. El sector inmobiliario no es ajeno a esta tendencia. Atrás parecen haber quedado las largas caminatas de parejas que buscaban carteles en los exteriores de una casa para averiguar por su disponibilidad o los recorridos de los responsables de una empresa visitando varios edificios de oficinas en búsqueda de la oferta óptima. Internet reinventó también a este sector y le dio nuevas reglas. Por eso, las empresas no pueden, ni deben ignorar estos cambios, sino más bien todo lo contrario, y aprender a aprovecharlos.

Resulta evidente que cualquier inmobiliaria o estudio -independientemente de su tamaño- tiene que ofrecer actualmente una página online institucional que sirva como la carta de presentación ante el público. La red de redes es seguramente la primera vidriera de estas y otras compañías, dejando en un segundo o tercer lugar otros accesorios como tarjetas personales o la recomendación directa de un amigo o colega. Por esta razón, las facilidades o herramientas que proponen cada web a sus usuarios es sumamente determinante como primer gran punto de contacto. Un excelente ejemplo en este sentido es la propuesta de Izrastzoff IBR, que brinda en su portada una aplicación que permite con un solo golpe de vista elegir el motivo por el cual se está ingresando. Comprar, alquilar o tasar son las primeras opciones que se cruzan con alternativas como barrios, precios o tipos de propiedad y sirven para guiar rápidamente al usuario. Este tipo de recursos aportan sin duda un gran valor para lograr captar el interés de quién ingresa en el sitio y asegurar su permanencia.

Resultado de imagen para alquiler onlineNo menos importante es brindar desde lo visual una propuesta directa y atractiva que sepa reflejar claramente las ventajas de contratar a una empresa. Un slogan o una frase impactante son muy buenos recursos y complementos en este sentido. En la misma línea, puede anotarse la composición y el diseño en general, que debe ser rico en propuestas gráficas, con fotos e incluso videos cortos, que capten la atención del visitante. Siempre es mejor opción incorporar y mostrar fotos de cada ambiente de una propiedad que describirlas exhaustivamente mediante texto.

Una vez asegurada la presentación óptima de la propia página, el segundo paso es intentar tener presencia en las páginas más emblemáticas del sector. Así se reforzará la presencia y la imagen de posicionamiento en el mercado que se quiere actuar. Más importante aún prestar atención a las consultas o inquietudes que manifiestan los clientes actuales o potenciales, es una tarea que merece especial atención. Leer las observaciones u opiniones en las propias redes sociales o incluso en otras, que sean pertinentes al rubro, es una actividad que debe atenderse diariamente. En la misma línea se encuentra las posibilidades que abren conocer cuáles son las palabras que llevan a los usuarios a encontrar nuestra propuesta (SEO).

La idea es asegurar no solo que una búsqueda como departamentos en venta Palermo (https://www.ibr.com.ar/ver-departamentos-venta-palermo) lleve a nuestra página, sino también brindar una propuesta superadora con respecto a los demás sitios, en este caso, de inmobiliarias. Y esto se logra a través de una presentación y propuesta de identidad digital coherente y controlada, tanto desde la propia página como a través de otros sitios relacionados que se refieran al negocio.